Comentarios Literarios

un blog de literatura
 
 

Bola de Sebo de Guy de Maupassant

compartir en Facebook

julio 11, 2007 en la categoría Cuentos

Bola de SeboBola de Sebo es un bonito cuento de Guy de Maupassant, un francés que vivió en París en la segunda mitad del siglo XIX y es considerado uno de los mejores cuentistas franceses.

Invadida Ruán por las tropas prusianas, un conde y varios burgueses, a­com­pañados por sus esposas, consiguen un salvoconducto para trasladarse a El Havre, ciudad que aún no había caído en poder de los prusianos. En el carruaje también viajan dos monjas y una prostituta conocida en la ciudad por Bola de Se­bo.

Es un día de invierno y los ricos pasajeros tiritan bajo sus caros abrigos. Todos conversan entre sí de los negocios, de la política y de trivialidades, mien­tras miran con asco a la prostituta, que permanece triste en la parte más des­pro­te­gida del vehículo. La nieve que cubre los caminos hace el viaje más largo de lo que pensaban y los prominentes viajeros, que con las prisas no repararon en lle­var alimentos consigo, empiezan a pasar hambre. De pronto Bola de Sebo saca de debajo de su asiento un canasto con comida, les brinda a los demás pa­sa­je­ros y éstos, al principio con recelo y después ávidamente, dan fin a las pro­vi­sio­nes de la prostituta.

Este gesto cambió algo la actitud de los pasajeros hacia Bo­la de Sebo. Anochece y tienen que pernoctar en una posada. La posada está to­mada por soldados prusianos, cuyo capitán pone como condición para per­mi­tir­les continuar el viaje los favores sexuales de Bola de Sebo, pero ésta se niega a hacer lo que considera colaboración con el enemigo. Los burgueses la halagan y la miman para convencerla de que sacrifique su patriotismo en aras de que to­dos puedan llegar sin problemas hasta El Havre y hasta las dos monjitas le dicen que tratándose de un fin tan caritativo, están seguras de que el Señor perdonará su pecado. Por fin Bola de Sebo cede y pasa la noche con el capitán de los pru­sia­nos.

A la mañana siguiente el capitán permite a los pasajeros continuar hacia su destino. Las damas y sus esposos, así como las dos monjas, vuelven a adop­tar la actitud de desprecio hacia aquella “pecadora”. El coche pasa la barrera de soldados prusianos. Después de varias horas de viaje los pasajeros ricos, que se habían provisto de viandas en la posada, almuerzan alegremente ignorando a Bo­la de Sebo, que llora silenciosa en un rincón del carruaje, no se sabe bien si por la humillación o por la ingratitud.

Este cuento es una tremenda sátira a la hipocresía burguesa y, a pesar de su tono pesimista, es sumamente aleccionador. Los caracteres psicológicos es­tán descritos de manera magistral. Merece la pena leerlo.

  1. Aileen, marzo 26, 2008 dice:

    Este relato nos deja mucho que pensar de las clases de esa epoca, como la burguesia y la aristocracia especificamente, los cuales hipocritamente discriminaban por ser de mas respetable clase.
    Bola de Sebo denuncia la mezquindad de estas personas respetables frente a la generosidad de una persona de clase rechazada(prostituta)

  2. daniel, abril 24, 2008 dice:

    este cuento nos deja como enseñasa que en esa epoca dicriminan a muchas personas por su forma de ser.
    ademas nos deja antivalores como al ingratitud, la discrminacion, desprecio.
    encontramos pocos valores procreados po bola de cebo como democracia y que no debe haber corrupcion debido a la clase social que seas. asi que la persona que piense que vino al mundo a mandar esta muy equivocada asi que lo recomiendo un poco.

  3. jose david, agosto 26, 2008 dice:

    este me parece una novela chevere aunque las escenas esten un poco grotescas de la manera en que se presentan pero esta bien

  4. jerikah, septiembre 17, 2008 dice:

    el cuento nos muestra la hipocresía y la doble moral de la burguisía al igual que el de los religiosos en ese tiempo, así como el hecho de que se pueden encontrar mejores valores en las personas de clase media y baja que en aquellas que han sido instruidas desde su infancia en ellas.

  5. Ivan, octubre 22, 2008 dice:

    pues en lo partikular este libro no me gusto en lo absoluto ya ke no me da ninguna emocion ni me deja nada solo un pasatiempo x esta epoca lo kual no es algo agradable y kreo ke le hizo falta un poko de drama, mejor enredo y otro tipo de kosas literarias ke ahiran d este un buen libro pero le faltan algunas kosas lo kual lo hacen algo aburrido y kansado leer este libro.

  6. Ernie, febrero 24, 2009 dice:

    Todos dicen aqui dicen: muestra la discriminacion que habia en esa epoca, me pregunto; no seguimos en la misma condicion o tal vez en peor? ya que ahora no solo es discriminacion sino que hipocresia, y si no vean a los religiosos…..

  7. CARLOS, octubre 14, 2011 dice:

    a mi no me gusto mucho ya que se me hizo un poco triste como trataban a Bola de Cebo y que un rato se portaban bien con ella y despues se volvian a portar mal con ella y se mehacia un poco triste.

  8. alan, febrero 24, 2014 dice:

    un pragmatismo déspota que sacrifica al mas vulnerable…sucedió con Bola de Sebo…como sucede en nuestra época

  9. juan, mayo 17, 2015 dice:

    de mi opinion este libro es muy interesante y con una enseñansa muy buena ,para la genye hipocrita y las que se creen mas que lo demas ,uno tiene que pesar antes de criticar la situacion en la que estan pasando como la bola de sebo tenia una custion por ser (prostituta)

  10. Laura hdez, septiembre 8, 2015 dice:

    Sumamente aburrido y plano

Escribe tu opinión, cualquiera puede opinar, el tema sigue abierto