Comentarios Literarios

un blog de literatura
 
 

Cual es tu poema favorito de Neruda?

compartir en Facebook

julio 09, 2007 en la categoría Opinion

Neftalí Ricardo Reyes Basoalto, nombre auténtico de Pablo Neruda, nació el 12 de julio de 1904 en Parral, Chile, pero se crió en la localidad de Temuco, entre «la poesía y la lluvia», como diría en sus memorias.

Comenzó muy pronto a escribir poesía, y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda, en homenaje al poeta checo Jan Neruda, nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizó en 1946.

Su prestigio internacional fue reconocido en 1971, año en que se le concedió el Premio Nobel de Literatura. El año anterior Pablo Neruda había renunciado a la candidatura presidencial en favor de Salvador Allende, quien lo nombró poco después embajador en París. Dos años más tarde, ya gravemente enfermo, regresó a Chile. De publicación póstuma es la autobiografía Confieso que he vivido.

  1. Helena Himm, julio 16, 2007 dice:

    Poema 15 =D

  2. Armando Carrasco, julio 16, 2007 dice:

    Si consideras largo y loco
    el viento de banderas
    que pasa por mi vida
    y te decides
    a dejarme a la orilla
    del corazón en que tengo raíces,
    piensa
    que en ese día,
    a esa hora
    levantaré los brazos
    y saldrán mis raíces
    a buscar otra tierra.

    Verso – “Si tú me olvidas” – Pablo Neruda

  3. Edilberto Gonzalez Trejos, julio 16, 2007 dice:

    ARTE POÉTICA
    ENTRE sombra y espacio, entre guarniciones y doncellas,
    dotado de corazón singular y sueños funestos,
    precipitadamente pálido, marchito en la frente
    y con luto de viudo furioso por cada día de vida,
    ay, para cada agua invisible que bebo soñolientamente
    y de todo sonido que acojo temblando,
    tengo la misma sed ausente y la misma fiebre fría
    un oído que nace, una angustia indirecta,
    como si llegaran ladrones o fantasmas,
    y en una cáscara de extensión fija y profunda,
    como un camarero humillado, como una campana un poco
    ronca,
    como un espejo viejo, como un olor de casa sola
    en la que los huéspedes entran de noche perdidamente ebrios,
    y hay un olor de ropa tirada al suelo, y una ausencia de flores
    -posiblemente de otro modo aún menos melancólico-,
    pero, la verdad, de pronto, el viento que azota mi pecho,
    las noches de substancia infinita caídas en mi dormitorio,
    el ruido de un día que arde con sacrificio
    me piden lo profético que hay en mí, con melancolía
    y un golpe de objetos que llaman sin ser respondidos
    hay, y un movimiento sin tregua, y un nombre confuso.

    RESIDENCIA EN LA TIERRA

  4. Ruth Sanchez De Obaldia, julio 16, 2007 dice:

    “Ahora bien,
    si poco a poco dejas de quererme
    dejaré de quererte poco a poco.

    Si de pronto
    me olvidas
    no me busques,
    que ya te habré olvidado.”

    Si tú me olvidas – Pablo Neruda. También es uno de mis favoritos

  5. Abelardo Ariel Ruíz Morales, julio 16, 2007 dice:

    jajajjaja,, con este consegui mi primera novia..:p…. me trae una sonrisa cuando lo escucho o lo leo..siempre-…

    Me gustas cuando callas

    Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
    y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
    Parece que los ojos se te hubieran volado
    y parece que un beso te cerrara la boca.

    Como todas las cosas están llenas de mi alma
    emerges de las cosas, llena del alma mía.
    Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
    y te pareces a la palabra melancolía.

    Me gustas cuando callas y estás como distante.
    Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
    Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
    déjame que me calle con el silencio tuyo.

    Déjame que te hable también con tu silencio
    claro como una lámpara, simple como un anillo.
    Eres como la noche, callada y constelada.
    Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

    Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
    Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
    Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
    Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

  6. Carla Perscky, julio 16, 2007 dice:

    En torno a mí estoy viendo tu cintura de niebla
    y tu silencio acosa mis horas perseguidas,
    y eres tú con tus brazos de piedra transparente
    donde mis besos anclan y mi húmeda ansia anida.

    Veinte poemas de amor y una cancion desesperada
    Poema 3

  7. Jenny Gisela Barrera Arguinzoni, julio 16, 2007 dice:

    Poema 20 – Veinte Poemas de AMor y una Canción Desesperada

    “Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
    Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.”

    “Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
    y éstos sean los últimos versos que yo le escribo. ”

    Estas dos frases marcaron mi vida para siempre….!

  8. Jenny Gisela Barrera Arguinzoni, julio 16, 2007 dice:

    Hay otro también que hace tiempo que no leo…creo que se llama Farewell…si alguien se lo sabe o lo tiene plixxxxxxxx lo necesito!

  9. Cheri Lewis, julio 16, 2007 dice:

    Mi favorito es el mismo que el de Abelardo 🙂

  10. Jose Luis, agosto 2, 2007 dice:

    FAREWELL

    Desde el fondo de ti, y arrodillado,
    un niño triste como yo, nos mira.

    Por esa vida que arderá en sus venas
    tendrían que amarrarse nuestras vidas.

    Por esas manos, hijas de tus manos,
    tendrían que matar las manos mías.

    Por sus ojos abiertos en la tierra
    veré en los tuyos lágrimas un día.

    Yo no lo quiero, Amada.

    Para que nada nos amarre
    que no nos una nada.

    Ni la palabra que aromó tu boca,
    ni lo que no dijeron tus palabras.

    Ni la fiesta de amor que no tuvimos,
    ni tus sollozos junto a la ventana.

    Amo el amor de los marineros
    que besan y se van.

    Dejan una promesa.
    No vuelven nunca más.

    En cada puerto una mujer espera:
    los marineros besan y se van.

    (Una noche se acuestan con la muerte
    en el lecho del mar.)

    Amo el amor que se reparte
    en besos, lecho y pan.

    Amor que puede ser eterno
    y puede ser fugaz.

    Amor que quiere libertarse
    para volver a amar.

    Amor divinizado que se acerca
    Amor divinizado que se va.

    Ya no se encantarán mis ojos en tus ojos,
    ya no se endulzará junto a ti mi dolor.

    Pero hacia donde vaya llevaré tu mirada
    y hacia donde camines llevarás mi dolor.

    Fui tuyo, fuiste mía. ¿Qué más? Juntos hicimos
    un recodo en la ruta donde el amor pasó.

    Fui tuyo, fuiste mía. Tú serás del que te ame,
    del que corte en tu huerto lo que he sembrado yo.

    Yo me voy. Estoy triste: pero siempre estoy triste.
    Vengo desde tus brazos. No sé hacia dónde voy.

    …Desde tu corazón me dice adiós un niño.
    Y yo le digo adiós.

  11. Jose Luis, agosto 2, 2007 dice:

    Arte poética

    ENTRE sombra y espacio, entre guarniciones y doncellas,
    dotado de corazón singular y sueños funestos,
    precipitadamente pálido, marchito en la frente
    y con luto de viudo furioso por cada día de vida,
    ay, para cada agua invisible que bebo soñolientamente
    y de todo sonido que acojo temblando,
    tengo la misma sed ausente y la misma fiebre fría
    un oído que nace, una angustia indirecta,
    como si llegaran ladrones o fantasmas,
    y en una cáscara de extensión fija y profunda,
    como un camarero humillado, como una campana un poco
    ronca,
    como un espejo viejo, como un olor de casa sola
    en la que los huéspedes entran de noche perdidamente ebrios,
    y hay un olor de ropa tirada al suelo, y una ausencia de flores
    -posiblemente de otro modo aún menos melancólico-,
    pero, la verdad, de pronto, el viento que azota mi pecho,
    las noches de substancia infinita caídas en mi dormitorio,
    el ruido de un día que arde con sacrificio
    me piden lo profético que hay en mí, con melancolía
    y un golpe de objetos que llaman sin ser respondidos
    hay, y un movimiento sin tregua, y un nombre confuso.

  12. Edilberto Gonzalez Trejos, agosto 2, 2007 dice:

    Je! El mismo que yo, y yo que pensaba que andaba “dark”

  13. Linda Kristina Chang Quintero, agosto 2, 2007 dice:

    POEMA.20″PUEDO ESCRIBIR LOS VERSOS MAS TRISTES ESTA NOCHE”

    Puedo escribir los versos más tristes está noche.
    Escribir, por ejemplo: «La noche esta estrellada,
    y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».

    El viento de la noche gira en el cielo y canta.

    Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
    Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

    En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
    La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

    Ella me quiso, a veces yo también la quería.
    Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

  14. Dashna Chavarria, agosto 2, 2007 dice:

    soneto XVII-CIEN SONETOS DE AMOR

    No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
    o flecha de claveles que propagan el fuego:
    te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
    secretamente, entre la sombra y el alma.
    Te amo como la planta que no florece y lleva
    dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
    y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
    el apretado aroma que ascendió de la tierra.
    Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
    te amo directamente sin problemas ni orgullo:
    así te amo porque no sé amar de otra manera,
    sino así de este modo en que no soy ni eres,
    tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
    tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

  15. Dashna Chavarria, agosto 2, 2007 dice:

    soneto LXIX

    …”y desde entonces soy porqu tù eres,
    y desde entonces eres, soy y somos,
    ypor amor serè, seràs, seremos.”

    soneto XLIV

    Sabràs que no te amo y que te amo
    puesto que de dos modos es la vida,
    la palabra es un ala del silencio,
    el fuego tiene una mitade de frìo.
    Yo te amo para comenzar a amarte,
    para recomenzar el infinito
    y para no dejar de amarte nunca por eso no te amo todavìa.
    Te a mo y no te amo como si tuviera
    en mis manos las llaves de la dicha
    y un incierto destino desdichado.
    Mi amor tiene dos vidas para amarte.
    Por eso te amo cuando no te amo
    y por eso te amo cuando te amo.

  16. Rainier Del Rosario Franco, agosto 2, 2007 dice:

    EXPLICO ALGUNAS COSAS

    Pablo Neruda

    Preguntaréis: Y dónde están las lilas?
    Y la metafísica cubierta de amapolas?
    Y la lluvia que a menudo golpeaba
    sus palabras llenándolas
    de agujeros y pájaros?

    Os voy a contar todo lo que me pasa.

    Yo vivía en un barrio
    de Madrid, con campanas,
    con relojes, con árboles.

    Desde allí se veía
    el rostro seco de Castilla
    como un océano de cuero.
    Mi casa era llamada
    la casa de las flores, porque por todas partes
    estallaban geranios: era
    una bella casa
    con perros y chiquillos.
    Raúl, te acuerdas?
    Te acuerdas, Rafael?
    Federico, te acuerdas
    debajo de la tierra,
    te acuerdas de mi casa con balcones en donde
    la luz de junio ahogaba flores en tu boca?
    Hermano, hermano!
    Todo
    eran grandes voces, sal de mercaderías,

    aglomeraciones de pan palpitante,
    mercados de mi barrio de Argüelles con su estatua
    como un tintero pálido entre las merluzas:
    el aceite llegaba a las cucharas,
    un profundo latido
    de pies y manos llenaba las calles,
    metros, litros, esencia
    aguda de la vida,
    pescados hacinados,
    contextura de techos con sol frío en el cual
    la flecha se fatiga,
    delirante marfil fino de las patatas,
    tomates repetidos hasta el mar.

    Y una mañana todo estaba ardiendo,
    y una mañana las hogueras
    salían de la tierra
    devorando seres,
    y desde entonces fuego,
    pólvora desde entonces,
    y desde entonces sangre.
    Bandidos con aviones y con moros,
    bandidos con sortijas y duquesas,
    bandidos con frailes negros bendiciendo
    venían por el cielo a matar niños,
    y por las calles la sangre de los niños
    corría simplemente, como sangre de niños.

    Chacales que el chacal rechazarla,
    piedras que el cardo seco mordería escupiendo,
    víboras que las víboras odiaran!

    Frente a vosotros he visto la sangre
    de España levantarse
    para ahogaros en una sola ola
    de orgullo y de cuchillos!

    Generales
    traidores:
    mirad mi casa muerta,
    mirad España rota:
    pero de cada casa muerta sale metal ardiendo
    en vez de flores,
    pero de cada hueco de España
    sale España,
    pero de cada niño muerto sale un fusil con ojos,
    pero de cada crimen nacen balas
    que os hallar n un día el sitio
    del corazón.

    Preguntaréis por qué su poesía
    no nos habla del sueño, de las hojas,
    de los grandes volcanes de su país natal?

    Venid a ver la sangre por las calles,
    venid a ver
    la sangre por las calles,
    venid a ver la sangre
    por las calles!

  17. Miguel Eduardo Zeballos, agosto 9, 2007 dice:

    Coincido con Jenny… el Poema 20.
    “Veinte poemas de amor y una canción desesperada” fue el primer poemario que me leí, cuando tenía 14 años… y es uno de los dos poemarios que nunca me devolvieron 🙁

  18. Edilberto Gonzalez Trejos, agosto 9, 2007 dice:

    Parece que a la gente no les gusta RESIDENCIA EN LA TIERRA ni CANTO GENERAL…
    y “Las Alturas del Macchu Pichu”?

  19. Helena Himm, agosto 9, 2007 dice:

    Nunca he sido tanto de poemas 🙁 Pero de Neruda hmm… el poema 15 verdad.

  20. Lissete E. Lanuza Saenz, agosto 10, 2007 dice:

    Para mi corazón basta tu pecho,
    para tu libertad bastan mis alas.
    Desde mi boca llegará hasta el cielo
    lo que estaba dormido sobre tu alma.

    Es en ti la ilusión de cada día.
    Llegas como el rocío a las corolas.
    Socavas el horizonte con tu ausencia.
    Eternamente en fuga como la ola.

    He dicho que cantabas en el viento
    como los pinos y como los mástiles.
    Como ellos eres alta y taciturna.
    Y entristeces de pronto, como un viaje.

    Acogedora como un viejo camino.
    Te pueblan ecos y voces nostálgicas.
    Yo desperté y a veces emigran y huyen
    pájaros que dormían en tu alma.

  21. Edilberto Gonzalez Trejos, agosto 18, 2007 dice:

    MADRIGAL ESCRITO EN INVIERNO

    En el fondo del mar profundo,
    en la noche de largas listas,
    como un caballo cruza corriendo
    tu callado callado nombre.

    Alójame en tu espalda, ay, refúgiame,
    aparéceme en tu espejo, de pronto,
    sobre la hoja solitaria, nocturna,
    brotando de lo oscuro, detrás de ti.

    Flor de la dulce luz completa,
    acúdeme tu boca de besos,
    violenta de separaciones,
    determinada y fina boca.

    Ahora bien, en lo largo y largo,
    de olvido a olvido residen conmigo
    los rieles, el grito de la lluvia:
    lo que la oscura noche preserva.

    Acógeme en la tarde de hilo,
    cuando al anochecer trabaja
    su vestuario y palpita en el cielo
    una estrella llena de viento.

    Acércame tu ausencia hasta el fondo,
    pesadamente, tapándote los ojos,
    crúzame tu existencia, suponiendo
    que mi corazón está destruido.

    PABLO NERUDA, Residencia en la Tierra

Escribe tu opinión, cualquiera puede opinar, el tema sigue abierto